Información de Dinant

Dinant desde la Ciudadela

Dinant, joya oculta tras las faldas del Mosa, unas veces altiva, otras temerosa de su propio pasado. Marcada por la Historia, ciudad donde habitaron reyes y emperadores, Dinant ha vivido épocas de gloria y tiempos de tristes episodios, pero siempre ha sido su íntima relación con el río que le da vida, la que le ha dado forma, ahogado sus penas y animado en los días de bonanza.

Su estratégica situación geográfica, a apenas 10 kms de la frontera con Francia, al sur de Bélgica, en la región de Valonia, la ha colocado en el curso de los años entre dos grandes potencias, Francia por un lado y Alemania por el otro (o muchos años más atrás, el que entonces era el Sacro Imperio Germánico), e incluso el antiguo Imperio español de Carlos V. Ha sido esta privilegiada pero, al mismo tiempo, arriesgada localización, la que le ha obligado a vivir trágicos sucesos como el asedio de Luis XIV, la invasión de Carlos el Temerario o la conocida Ofensiva del Mosa en la Primera Guerra Mundial.

Sin embargo, hoy día, Dinant, la que otrora fuera orgullosa ciudad balneario, intenta resurgir y ofrecer al turismo una gran variedad de actividades siempre relacionadas con la Naturaleza: descensos en Kayak por el Mosa, senderismo por las Ardenas, escalada, rappel o visitas a algunas de las varias cuevas que existen en la zona, como la de la Marvelleuse.

No menos interesante y sabrosa, es la ruta de la cerveza que nos lleva, en los alrededores, a algunas de las abadías más reconocidas de Bélgica, como la de Maredsous, la de Rochefort, la de Leffe o la de Ciney.

Son muchas las visitas que se pueden hacer y las actividades de ocio a realizar, pero la misma Dinant también nos ofrece un agradibilísimo paseo junto al Mosa hasta llegar a la Colegiata de Notre Dame que, al pie de la Ciutadella, símbolo de la resistencia dinantina a lo largo de los años, conforman el conjunto monumental más importante de la ciudad.

Puente Charles de Gaulle en Dinant

Tranquilidad, silencio, retiro…  Dinant se revela  como un oasis para el viajero cansado, para el que quiere apartarse de la rutina diaria, del estrés mundano, para los nostálgicos, para los amantes de la Historia. Tiene ese aire tan propio de las pequeñas ciudades belgas, añejo pero calmo y quizás esa frialdad clásica centroeuropea.  Pero la estampa que nos ofrece, alineada a lo largo de la ribera del río, al mismo pie de la escarpada cumbre del peón Bayard que parece literalmente estar colgado sobre la ciudad, es tan bella que bien merece conocerla a fondo.

Porque hay mucho que ver en Dinant a pesar de contar con tan sólo diez mil habitantes. Pero sobre todo, porque hay mucho que sentir para quien, como yo, llegue a ella buscando un rincón tranquilo.

Información práctica sobre Dinant

  • Localización geográfica: pertenece a la región de Valonia, provincia de Namur, al sur de Bélgica.
  • Superficie: 99,80 km2.
  • Población: unos 15.000 habitantes
  • Idioma: francés, aunque no tendréis problemas para haceros entender tanto en alemán como en inglés.
  • Moneda: euro
  • Electricidad: 220 voltios

Para viajar a Dinant

Tags:

Imprimir Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top